Fornicar: de los arcos a la cama

7624827664_2b704176d9Todos sabemos cuál es el trabajo más antiguo del mundo, o al menos al que se le llama así. Las prostitutas han sido siempre tema de controversia desde que se conoce como profesión. Un periodo que no se salva de este escándalo fue el antiguo imperio romano. De ahí proviene precisamente el actual verbo ‘fornicar’. Si tenías un mal día o te apetecía relajarte el lugar ideal para encontrar una zorrupia era sin duda bajo un arco romano. Entonces las prostitutas tenían un nombre diferente dependiendo de las acciones que hicieran. Por ejemplo: las que podías encontrar en los cementerios eran llamadas ‘Bustuariae’; o las que solo trabajaban en la calle se conocían como ‘Prostibulae’. De este último tipo es de donde viene la palabra fornicar, puesto que siempre se las podía encontrar en los arcos. ‘Fornix, fornicis (arco, bóveda)’, era la parte de la curva de un arco. Primeramente fue asociado a los burdeles, pero finalmente fornicar designó al acto en sí.

Pitágoras I

pitagoras

Pitágoras fue un sabio perteneciente al orbe helénico que vivió entre el siglo VI a.C y el V a.C en una época en la cual todos los conocimientos se englobaban bajo la Filosofía, de hecho el fue Filósofo y Matemático.Poco se sabe de Pitágoras más allá de las referencias por parte de escritores posteriores que empezaron a recopilar sus enseñanzas sobre unos 125 años después de su muerte.

No se puede entender el mundo occidental sin Pitágoras, sus estudios abarcan desde la teología a la matemática, desde la música a la astronomía y de tal importancia es su papel en nuestra cultura que le debemos la invención de los  siguientes términos: Matemática (μαθηματικά) , Armonía (ἁρμονία) Filosofía (φιλοσοφία), Cosmos (κόσμος)

Una lástima que tan sólo se le recuerde por un Teorema que fue una mínima parte de su vida.

Sibarita, gentilicio que dio nombre a nuestras exquisiteces.

ImagenSeguramente has oído o alguna vez te han dicho que eres un sibarita o que alguien lo es. Si así ha sido es porque has mostrado exquisitez o refinamiento a la hora de exponer tus gustos o mostrarlos, pero ¿de dónde viene este término? Sibarita es el gentilicio de Síbaris, una antigua ciudad de la Magna Grecia (actual Italia). Ya por aquel entonces los sibaritas tenían fama de ser refinados, tanto que en las comidas era costumbre contar las “Historias Sibaritas”. En el s. V a.C. se convirtieron las historias sibaritas en un género que utilizaban para amenizar los banquetes. Sus comensales competían tratando de sorprender más a los invitados. Por ejemplo una de las historias decía que había un sibarita que dormía sobre un colchón de pétalos de rosas y que no pudo conciliar el sueño porque uno de los pétalos estaba arrugado. Otra historia contaba que los herreros y carpinteros no trabajaban porque el ruido de las herramientas eran molestos.

Sin duda esta etimología es muy curiosa y más aún que haya perdurado hasta nuestros tiempos.

Fuentes:

HISTORIA, National Geographic, nº 114

SABER HISTORIA

10 citas para el día del Libro.

Trinity-1

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora

Proverbio Hindú.

 

Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer.

Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón

 

Siempre imaginé que el paraíso sería algún tipo de biblioteca.

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor Argentino.

 

Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse y que forman algo así como un misterio.

Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.

 

Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee.

Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

 

Allí donde se queman los libros se acaba por quemar a los hombres.

Heinrich Heine (1797-1856) Poeta Alemán.

 

En Egipto se llamaban a las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.

Jacques Benigne Bossuet (1627-1704) Clérigo católico francés y escritor.

 

Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros.

René Descartes (1596-1650) Filósofo y matemático francés.

 

El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.

Arthur Miller (1915-2005) Dramaturgo estadounidense.

 

Por el grosor del polvo en los libros de una biblioteca pública puede medirse la cultura de un pueblo.

John Ernst Steinbeck (1902-1968) Escritor estadounidense.

¿Español o castellano?

Seguro que muchos de vosotros os habéis visto en algún momento en medio de una acalorada discusión sobre si debemos llamar castellano o español a nuestro idioma. Posiblemente, también, habréis defendido una de las posturas como la correcta. Español porque incluye a una comunidad más amplia lingüísticamente y castellano porque nuestro idioma deriva del castellano. Para solventar nuestra duda lo mejor es acudir al DPD (Diccionario Panhispánico de Dudas) perteneciente a la RAE y publicada su primera edición en 2005.

español. Para designar la lengua común de España y de muchas naciones de América, y que también se habla como propia en otras partes del mundo, son válidos los términoscastellano y español. La polémica sobre cuál de estas denominaciones resulta más apropiada está hoy superada. El término español resulta más recomendable por carecer de ambigüedad, ya que se refiere de modo unívoco a la lengua que hablan hoy cerca de cuatrocientos millones de personas. Asimismo, es la denominación que se utiliza internacionalmente (Spanish, espagnol, Spanisch, spagnolo, etc.). Aun siendo también sinónimo de español, resulta preferible reservar el término castellano para referirse al dialecto románico nacido en el Reino de Castilla durante la Edad Media, o al dialecto del español que se habla actualmente en esta región. En España, se usa asimismo el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco.

 

De esta manera ambos términos son aceptados y se resuelve la eterna discusión. Sí que es verdad que hay costumbre en algunos países de llamar a nuestro idioma o español o castellano o los dos, pero eso no significa que sean dos idiomas distintos ni mucho menos. Así que en la próxima discusión sobre el tema, ya sabes: ambas están igualmente aceptadas.