¡Qué efímero es el amor!

El pasado Martes empecé a dar las clases extraescolares de inglés en un colegio de Pamplona. Ya había estado dando el año pasado así que conozco a bastantes niños de ese colegio. A la salida -me tocaba con el grupo de los mayores- me encontré con una niña de infantil a la que di inglés el año pasado. Le saludé con un “hello!” y ella le preguntó a su madre a ver quién era. Obviamente, no me reconoció. Esta niña, en particular, el año anterior fue la persona que más me dijo “te quiero” en todo el año (o curso escolar). Llegó a engancharse de mi pierna en una situación muy cómica y gritando: “es que te quiero muchooooo”. Muy mona, pero en una clase en la que ya es difícil controlar y dirigir a 15 niños, lo es más con una niña (o dos, depende el día) enganchada a tu pierna como si le fuera la vida en ello. ¡Todo esto para que cinco meses después no se acordara de ti!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s