De la Era del jazz al Crack del 29: crónica de una crisis anunciada

F. Scott Fitzgerald. The Crack-up. Traducción de Mariano Antolín Rato y prólogo de Jesús Alonso López. Capitán Swing, Salamanca, 2011. 384 pp. 19,00 €

F. Scott Fitzgerald describe nuestra sociedad sin ser consciente de ello en un libro póstumo donde además de los ensayos también tienen cabida diferentes cartas y escritos. 

Resulta curioso, cuanto menos, cómo el jazz ha sobrevivido hasta el siglo XXI y cómo sigue cautivando a sus oyentes con sus melodías y solos eternos. Pero ¿qué es realmente el jazz?  Seguro que el lector que sea músico profesional nos podría dar una buena definición de qué es exactamente este peculiar género musical, pero sin duda no expresaría qué es exactamente el jazz en su esencia.

Este estilo musical nació a finales del siglo XIX en Estados Unidos siendo un compendio de influencias musicales que dieron como resultado una mezcla explosiva de energía. Nació desde lo más profundo de la sociedad para ascender a todo lo alto: música popular para todos los públicos. Así el jazz fue descrito desde el principio como la música para escuchar con los pies y fue el reflejo de una sociedad llena de deseos y cambios, una sociedad que subió hasta la cima y cayó en picado. La Era del Jazz: así describió a esa época el contemporáneo F. Scott Fitzgerald en su artículo “Ecos de la Era del Jazz”. Y es que es imposible leer el artículo -recogido en “The Crack-Up”-  sin pensar en cuánto tenemos en común con aquella era que nos parece ya muy lejana.

Es posible que pensemos que no tenemos nada que ver con todo ello, que nosotros no hemos vivido ninguna guerra mundial o que nuestra crisis es solo un eco de el tremendo crack del 29, pero sin duda al leer las líneas del autor de la generación perdida entendamos un poco más por qué la historia se repite: despilfarro, malas decisiones económicas, depresión… y es que, como dice la canción de Benny Goodman “All the cats join in” nadie se quiere quedar atrás cuando hablamos de riqueza… Nuestra “Era del Jazz” es muy diferente, obviamente, y aunque no hayamos tenido un nuevo género musical que marque nuestra generación estamos tan perdidos y hundidos como lo estuvieron en aquella época, pero sin duda estamos ante una época difícil para todos. El jazz no solo fue la excusa para llegar hasta la cima sino que fue el acompañante que guió a toda una generación para la liberación personal, como así lo fue para el escritor ya citado.

Fitzgerald es sin duda uno de los máximos exponentes de generación perdida, generación que componen también HemingwayFaulkner o Steinbeck entre otros, quienes llevan grabado y marcado “resaca económica y militar” en lo más profundo de su obra. Aquella generación tiene muchísimo más en común con nosotros de lo que, posiblemente, tenga cualquier otra. El paralelismo con ellos resulta más que evidente y, por una vez, sería conveniente que nos fijáramos en los ecos que dejó aquella sociedad para traducirlo en soluciones actuales. Quizá esta no sea la Era del Jazz, pero sin duda alguna estamos encaminados en convertirnos en una réplica.

Daniel Priego

http://www.elsemanaldigital.com/articulo.asp?idarticulo=124852

Anuncios

Un pensamiento en “De la Era del jazz al Crack del 29: crónica de una crisis anunciada

  1. Jazz dance El 20/10/2012 20:01, El Captulo escribi: > > Daniel Priego posted: ” F. Scott Fitzgerald. The Crack-up. Traduccin de Mariano Antoln Rato y prlogo de Jess Alonso Lpez. Capitn Swing, Salamanca, 2011. 384 pp. 19,00 F. Scott Fitzgerald describe nuestra s” >

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s